Cómo el número de consultas de crédito puede afectar tu score crediticio

Introducción

¿Qué es un score crediticio?

Antes de entrar en detalles sobre cómo las consultas de crédito pueden afectar tu score crediticio, es importante comprender qué es exactamente un score crediticio.

Un score crediticio es un número que las agencias de crédito calculan basándose en tu historial crediticio y otros factores relacionados. Este número refleja tu capacidad para manejar tus deudas y evalúa tu nivel de riesgo para los prestamistas.

El score crediticio es una herramienta clave utilizada por los prestamistas para determinar si eres un candidato confiable para recibir crédito, y puede influir en las decisiones relacionadas con préstamos, tarjetas de crédito, hipotecas y más.

¿Qué son las consultas de crédito?

En el contexto de tu historial crediticio, una consulta de crédito se produce cada vez que una entidad, como un banco o prestamista, accede a tu historial crediticio para evaluar tu solvencia crediticia.

Esto generalmente ocurre cuando solicitas un préstamo, una tarjeta de crédito u otros productos financieros que requieren un análisis de tu historial crediticio.

Las consultas de crédito pueden ser «hard inquiries» (consultas duras) o «soft inquiries» (consultas suaves), y cada una de ellas tiene un impacto diferente en tu score crediticio.

El impacto de las consultas de crédito en tu score crediticio

Consultas duras (hard inquiries)

Las consultas duras ocurren cuando solicitas crédito y el prestamista accede a tu historial crediticio para evaluar tu capacidad para pagar.

Estas consultas pueden tener un impacto negativo en tu score crediticio, ya que indican que estás buscando crédito nuevo y potencialmente aumentando tu deuda.

Te puede interesar:  Guía práctica para interpretar el estado de flujo de efectivo de una empresa

Cada consulta dura puede reducir tu score crediticio en unos pocos puntos y, si hay múltiples consultas duras en un corto período de tiempo, el impacto negativo puede ser mayor.

Esto se debe a que puede indicar que estás desesperado por obtener crédito o que estás planeando tomar muchas deudas a la vez.

Es importante señalar que no todas las consultas duras tienen el mismo peso en tu score crediticio. Las agencias de crédito reconocen que cuando estás buscando el mejor trato para un préstamo, es posible que realices varias solicitudes en un corto período de tiempo.

Por lo tanto, las consultas duras realizadas en un período de tiempo específico, generalmente de 14 a 45 días, se agrupan y solo se cuentan como una sola consulta dura.

Consultas suaves (soft inquiries)

Por otro lado, las consultas suaves ocurren cuando una entidad o incluso tú mismo accedes a tu propio historial crediticio sin la intención de solicitar crédito nuevo.

Estas consultas suaves no tienen ningún impacto negativo en tu score crediticio y no son visibles para los prestamistas cuando evalúan tu capacidad crediticia.

Puntaje de crédito disminuyendo por consultas múltiples

Ejemplos comunes de consultas suaves incluyen las verificaciones de crédito realizadas por empleadores, solicitantes de alquileres y las que realizas para monitorear tu propio crédito a través de los servicios de monitoreo de crédito.

Recomendaciones para minimizar el impacto negativo

Mantén un historial de consultas limpio

Para minimizar el impacto negativo en tu score crediticio debido a las consultas duras, es importante ser selectivo a la hora de buscar crédito. Antes de solicitar cualquier préstamo o tarjeta de crédito, asegúrate de investigar y comparar opciones para encontrar la mejor oferta para ti.

Realizar múltiples solicitudes en un corto período de tiempo puede tener un impacto significativo en tu score crediticio. Por lo tanto, es recomendable limitar las consultas duras solo a las que realmente necesitas.

Asegúrate de entender completamente los términos y condiciones antes de solicitar crédito, para evitar sorpresas desagradables y consultas innecesarias.

Te puede interesar:  Calendario de plazos y fechas clave para la declaración de impuestos en el año fiscal

Mantén la proporción de crédito equilibrada

Otro factor importante a considerar para mantener un buen score crediticio es mantener una proporción equilibrada entre el crédito disponible y el crédito utilizado.

Si ya tienes muchas deudas y estás utilizando la mayor parte de tu límite de crédito, las consultas duras pueden tener un impacto más negativo en tu score crediticio.

Es recomendable mantener un bajo porcentaje de utilización de crédito, generalmente por debajo del 30% de tu límite de crédito disponible. Esto demuestra a las agencias de crédito que estás utilizando tu crédito de manera responsable y que no estás desesperado por más crédito.

Conclusiones

El número de consultas de crédito puede tener un impacto en tu score crediticio. Las consultas duras, especialmente en grandes cantidades o realizadas en un corto período de tiempo, pueden afectar negativamente tu score crediticio. Por otro lado, las consultas suaves no tienen ningún impacto negativo.

Es importante ser consciente de cómo y cuándo se realizan las consultas de crédito y tomar medidas para minimizar su impacto negativo.

Limitar las consultas duras solo a las necesarias y mantener una proporción equilibrada entre el crédito disponible y el utilizado puede ayudarte a mantener y mejorar tu score crediticio a lo largo del tiempo.